Intendentes del PRO reclaman seguridad y piden manejar la policía

Tras el reclamo por la inseguridad, referentes de la principal coalición opositora en Buenos Aires, presionan al gobierno de Axel Kicillof para que los intendentes tengan una mayor injerencia en el manejo de la seguridad. Piden que las “policías locales” vuelvan a estar bajo la órbita de los municipios.

Este jueves, el bloque de concejales de Juntos solicitó una sesión especial para reclamar que la Policía Local pase a manos del municipio, y solicitó al Departamento Ejecutivo para que continúe arbitrando los medios necesarios ante el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, a fin de “poder restablecer la conducción de la Policía Local en manos de los intendentes, como lo determina su norma creadora”. Al mismo tiempo, solicitó “continuar instando a la cartera que conduce Sergio Berni a la efectiva conformación de la “mesa de coordinación local”, la cual no se encuentra funcionando desde el acto administrativo de creación”.

Días atrás, el intendente Nestor Grindetti se mostró a favor del traspaso de la fuerza de policía local a la órbita de los municipios como modo de combatir el delito de manera más eficaz. «La policía debería depender de los intendentes que tenemos el vínculo cercano con los vecinos, conocemos el terreno y sabemos de sus necesidades, este sería el primer paso, además de un trabajo más articulado de todas las fuerzas».

En la misma línea, el jefe comunal de La Plata, Julio Garro, subrayó “la vocación y voluntad” de hacerse cargo del manejo de la Policía Local, asegurando que desea tener una “mayor injerencia y participación en la toma de decisiones, para atender la demanda de los vecinos”. “Creo que llegó el momento de discutir el rol de los intendentes en materia de seguridad. Queremos hacernos cargo de este problema”, aseguró.

En las últimas horas, otros intendentes del PRO se sumaron a esta postura. Por ejemplo, el alcalde de Bahía Blanca, Héctor Gay, aseguró: “Ha cambiado el esquema en los últimos tiempos y hay una política mucho más centralista donde la participación de los municipios es acotada y ni siquiera nos consultan para la designación de un comisario».

«Esto no es una crítica, sino que se trata de un modelo diferente. Me parece que, como pasa en distintos ámbitos, no siempre se toman las mejores decisiones cuando se está a 700 kilómetros de distancia. Los municipios tienen algo que decir del tema seguridad y a veces no tenemos herramientas. No se trata de poner una cámara más o de echarle nafta al patrullero», marcó.

En el mismo sentido, el secretario de Seguridad del municipio de Junín, Andrés Rosa, expresó que en dicha ciudad “la mesa de coordinación se viene realizando semanalmente, desde hace varios años, entre todos los actores que componen el sistema de la seguridad pública, funcionarios municipales, jefes policiales, de la justicia», y remarcó que «no creo que sea necesaria una ley para eso, lo que hay que tener es la decisión y voluntad política de hacerse cargo de la seguridad».

A diferencia de sus pares amarillos,  el intendente de General Pueyrredón Guillermo Montenegro consideró que “no es tan importante quién conduce la fuerza, sino cómo se coordina”. Dejando en claro que no pretende pelear por la conducción de las fuerzas de seguridad.

Si bien resaltó que “cada localidad tiene su realidad”, sin embargo remarcó que “en Mar del Plata venimos trabajando muy bien de manera articulada. De hecho, hicimos un convenio para que en cada Patrulla Municipal haya un policía de la Provincia, para la tarea de prevención y eso está funcionando hace varios meses en los barrios de la ciudad”.

Durante el verano el municipio coordinó con la Provincia el Operativo de Control y, según el jefe comunal, “se desarrolló con muy buenos resultados”.  “En mi experiencia, me tocó crear una fuerza como Ministro de Seguridad, y siempre entendí que es clave la convivencia con otras fuerzas y otros niveles de gobierno”, explicó Montenegro.

El intendente expresó que en su caso “la experiencia en el trabajo es buena, y permanentemente se busca mejorar”. “Estos dos años pudimos trabajar muy bien y de manera coordinada con el Ministerio de Seguridad bonaerenses y con la policía de la Provincia, y en ningún momento intervino la política partidaria”, concluyó Montenegro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.