Ganadores y perdedores en el Conurbano

Las elecciones primarias dejaron sorpresas y un resultado inesperado para el oficialismo en el bastión peronista del primer cordón bonaerense.

Los resultados de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias dejaron su huella en el gobierno nacional. La derrota en casi todo el país obligará a inmediatos cambios de rumbo y modificaciones en políticas públicas e incluso se esperan salidas entre los integrantes del gabinete.

Seguramente la debacle mas dolorosa e inesperada fue la que se dio en el territorio de la provincia de Buenos Aires, donde el peronismo tiene anclada su base electoral mas amplia y fiel, que le ha permitido a lo largo de la historia tener victorias importantes. Pero como viene sucediendo en las últimas elecciones de medio término, vuelve a sufrir una derrota que esta vez resuena mas dolorosa porque es la primera que se da con un frente de unidad que incluye a casi la totalidad de los sectores del peronismo, el kirchnerismo y el Frente Renovador.

En los distritos del primer cordón del Conurbano los resultados deben leerse en profundidad. Si bien hubo victorias de la mayoría de los referentes mas importantes de la región, en muchos casos el margen de ese triunfo no tuvo el volumen esperado ni le dieron el sustento necesario a la boleta de Victoria Tolosa Paz que permitiera revertir la esperable derrota en el interior provincial.

Entre quienes defendieron su bastión con victorias amplias (aunque no con la amplitud del 2019), se pueden destacar las elecciones realizadas en los populosos distritos de La Matanza, donde la brecha fue de casi 20 puntos porcentuales, y Florencio Varela, Almirante Brown y Lomas de Zamora, donde la distancia fue de 17, 13 y 10% respectivamente.

En otros la diferencia estuvo por debajo de los dos dígitos, como Avellaneda, Esteban Echeverría, Berazategui y Moreno. Lanús fue escenario de una inédita interna del Frente de Todos que le permitió imponerse a las listas de Juntos por un estrecho márgen.

En el rubro derrotas, Quilmes, fue sede seguramente de la mas dolorosa, con un 7% de distancia entre la suma de las listas amarillas y la candidata de Mayra Mendoza. En San Martín, tierra del ministro Katopodis, el Frente de Todos estuvo 4% por debajo de Juntos, en Morón fue contundente, 43 a 32%, mientras que otro de los ministros, Juanchi Zabaleta, pudo festejar una victoria mínima (500 votos reales) en su Hurlingham.

Entre las mas esperables están las de los distritos ya gobernador por Juntos por el Cambio, como Tres de Febrero, Vicente López y San Isidro, donde el Frente de Todos ni siquiera fue competitivo y perdió por diferencias amplias y contundentes.

Parrafo final para la capital provincial, donde Julio Garro ratificó sus últimos triunfos electorales, imponiéndose por más de 10 puntos porcentuales sobre las dos listas del peronismo.

En lo que hace al resto de las fuerzas políticas, tanto la izquierda, como Florencio Randazzo y José Luis Espert, rondaron entre el 4 y el 6 % en todos los distritos, lo que los posiciona de cara a Noviembre con la obligación de mejorar esas performances si es que desean tener representatividad en los Concejos Deliberantes locales.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *