Ganadores y perdedores del conurbano: Mucha continuidad y alguna alternancia

Pasadas las elecciones, Juntos por el Cambio pudo sostener algunas intendencias en las que apostó al corte de boleta, mientras que el Frente de Todos recuperó distritos históricamente peronistas.

Este 27 de Octubre no solo significó el fin de los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, si no también la fecha de nacimiento de una nueva composición política para el mapa distrital de toda la provincia.

La amplia victoria de Axel Kicillof fue un factor fundamental para mejorar el rendimiento de las candidaturas peronistas en toda la provincia, incluso en el interior bonaerense, donde la gobernadora Vidal había apoyado su ventaja y sus triunfos en las elecciones de 2015 y 2017.

Si bien, Juntos por el Cambio se impuso en términos generales en todas esas regiones, mejorando incluso sus resultados con relación a las PASO, la distancia no fue lo suficientemente significativa como para emparejar la «paliza» peronista en la populosa Tercera Sección Electoral, donde se definió en gran medida el resultado provincial gracias a las amplias victorias de muchos jefes comunales.

En números generales, el peronismo se estaba apropiando al cierre de los comicios de 70 de las 135 intendencias, 62 quedaban pintadas de amarillo, 1 en manos de Consenso Federal y dos para partidos vecinalistas.

El oficialismo pudo sostenerse en base a un importante porcentaje de corte de boleta en los distritos de Lanús, con la conducción de Néstor Grindetti, y de Tres de Febrero, con Diego Valenzuela. Al igual que el La Plata, donde Julio Garro venció a Florencia Saintout, dieron la sorpresa de revertir un resultado adverso en las PASO y los peores pronósticos para la elección de ayer.

En cambio, el Frente de Todos recuperó algunos distritos historicamente peronistas como Quilmes, donde Mayra Mendoza le ganó la intendencia a Martiniano Molina; y Morón, en donde Lucas Ghi vuelve a ocupar el lugar que estaba en manos de Ramiro Tagliaferro.

Pilar fue tal vez la elección mas reñida, que terminó definiéndose en favor de Federico De Achaval y en Luján, Leo Boto también consiguió una victoria ajustada, ambas con la boleta del Frente de Todos.

En el interior provincial, Juntos por el Cambio retuvo General Pueyrredón (Mar del Plata) con la ajustada victoria de Guillermo Montenegro y en Bahía Blanca con Hector Gay.

Finalmente se pueden mencionar los casos de Berisso y San Vicente, en los que el Frente de Todos recuperó las intendencias, y el caso inverso en San Antonio de Areco, donde se impuso el candidato del macrismo.

 

Infografia: fuente La Nación

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.