En 15 días el Gobierno se patinó la mitad de los dólares que le prestó el FMI

De los USD 10.000 millones que entraron a las reservas el 9 de abril en el marco del cumplimiento tardío de las condiciones del acuerdo stand by con el organismo, la mitad se esfumó rápidamente por la canaleta del pago de deuda e intereses.

Se conoció que en tan solo 17 días el Gobierno derrochó la mitad de los dólares que el Fondo Monetario Internacional le envió en el marco del último desembolso.

De hecho, ese ingreso de dólares del Fondo hizo saltar a las reservas de USD 66.662 millones a USD 77.481 millones. Como informó BAE, menos de 15 días después, para el lunes 22 de abril, cayeron a USD 72.803 millones. Según el Banco Central, la mayor parte de esos recursos fueron al pago de capital e intereses de deuda.

«Se atendieron pagos por los servicios financieros del BIRAD 2019/21/26/46 por USD 3.339,2 millones y por la cancelación de intereses de los títulos públicos BONAR 2025/2037 a residentes del exterior por USD 237 millones», explicaron desde el organismo que encabeza Guido Sandleris.

Sin embargo la canaleta sigue drenando: entre el lunes y ayer la dinámica continuó mostrando la fuerte salida de divisas del BCRA. Se perdieron casi USD 800 millones más. Y de esa forma las reservas cayeron a USD 72.081 millones.

Según un informe del Observatorio de la Deuda del ITE-FGA, el panorama futuro es aún peor: «Respecto de los vencimientos en moneda extranjera que enfrenta el gobierno, nos encontramos en meses complicados. En los próximos dos meses deberá desembolsar en total USD 14.600 millones. Entre estos se destacan el pago del Bonar 2019 por USD 2.750 millones en abril y del 17% del capital del Bonar 2024 (USD 1.286 millones) en mayo; el REPO por USD 1.667 millones en abril; Letes por un total de USD 6.161 millones y, por último, USD 2.559 millones en total por el pago de intereses».

FInalente, en la misma línea un informe del equipo de la diputada nacional de Unidad Ciudadana Fernanda Vallejos es contundente: «La tendencia sólo es sostenible en base a las inyecciones del FMI».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.